Novedades

 
 
Dengue
 

¿Qué es el dengue?
Es una enfermedad viral, transmitida por la picadura del  mosquito Aedes aegypti.
Existen cuatro serotipos de dengue. Cada serotipo existente provoca en nuestro cuerpo una reacción defensiva diferente.

 

¿Dónde se encuentra el mosquito Aedes Aegypti?
El mosquito se alrededor de las viviendas, deposita sus huevos en contenedores de almacenamiento de agua tales como jarrones, latas, neumáticos, entre otros.  Los mosquitos adultos se cobijan en las casas y pican por la mañana y a última hora de la tarde. Este mosquito también puede transmitir otros virus como el Chikungunya y el Zika que pueden provocar síntomas similares al dengue y de los cuales se están registrando casos en otros países de América del Sur y el Caribe y también en nuestro país en el caso del Zika.
 
¿Qué síntomas presenta una persona con dengue?
Los síntomas son:
• Fiebre acompañada de dolor de cabeza (especialmente detrás de los ojos), dolores musculares y articulares
• Náuseas y vómitos
• Cansancio intenso
• Manchas en la piel
• Picazón y sangrado de nariz y encías
Ante estos síntomas se debe consultar al médico, en especial si ha estado durante los últimos 15 días en áreas donde hay casos de dengue. No tomar aspirina, ibuprofeno ni otros antiinflamatorios, se puede tomar paracetamol hasta realizar la consulta.
 
¿A qué se refieren con dengue autóctono y dengue importado?
Por ejemplo, si un mosquito picó a una persona en un lugar de Brasil donde ya hay casos de esta enfermedad (epidemia) y la persona reside allí, este caso se denomina dengue autóctono. Ahora, si esta persona viaja a otro lugar donde no hay epidemia de dengue y manifiesta allí su enfermedad contraída en Brasil, hablamos de dengue importado.

 

¿Cuál es la situación epidemiológica actual?
Este año se han registrado en Argentina más casos que en años anteriores. Durante los meses de invierno se observó una disminución del número de personas con esta enfermedad y prácticamente no hubo casos de la misma. Es probable que con la elevación de la temperatura y humedad que se presenta en los meses de verano, comience a observarse un incremento en el número de personas que refieren síntomas de esta enfermedad.
 
¿Cómo se puede prevenir el dengue?
• Se debe “decacharrar”: esto es una medida muy efectiva y utilizada en todas las epidemias de dengue. No debemos dejar que el mosquito se reproduzca, por lo tanto, tenemos que deshacernos de todos los reservorios de agua estancada (eliminando todos los recipientes que la contengan como basura que pueda llenarse de agua de lluvia, tapando tanques u otros recipientes que puedan acumular agua, cambiando en forma frecuente el agua de floreros, de bebederos de animales, manteniendo limpia y clorada el agua de las piletas de natación fuera de temporada, etc.).
• Evitar las picaduras de mosquitos con el uso de repelentes: se deben usar los que contengan  DEET sobre la piel expuesta e incluso, sobre la ropa, ya que las picaduras pueden atravesarla.
• También, es necesario utilizar insecticidas en los hogares, rociando los mosquiteros y los distintos ambientes. Utilizar espirales o tabletas repelentes. De ser posible, hay que mantener las habitaciones frescas con aire acondicionado y es conveniente tener mosquiteros en puertas y ventanas.
• En cuanto a la vestimenta, se debe utilizar ropa clara que tape brazos y piernas.

 

¿Cómo se establece el diagnóstico de dengue?
Los antecedentes de estadía en una zona donde existe transmisión de esta enfermedad hace sospechar su presencia en caso de que el paciente tenga los síntomas antes mencionados. Sin embargo, en el caso de dengue en nuestro país, hay que tener en cuenta que se están detectando casos en áreas donde habitualmente no existen casos autóctonos de esta enfermedad. La clínica y la epidemiología permiten tener diagnóstico en algunos casos y en otros es necesario realizar estudios en sangre para detectar el virus o los anticuerpos que el organismo produce en respuesta al mismo.

 

¿Qué debe hacer una persona que sospecha que puede padecer dengue?
Debe consultar al médico ya que todos los casos deben ser evaluados y tratados adecuadamente. Además, los centros de atención deben notificar a las autoridades sanitarias todos los casos sospechosos o confirmados de dengue a fin de que las mismas hagan la búsqueda de otros posibles casos y lleven a cabo las acciones correspondientes de control en la zona donde residen las personas afectadas. Ante la posibilidad de padecer esta enfermedad las personas no se deben automedicar con ibuprofeno o aspirina.

 

¿Cuál es el tratamiento? ¿Existe una vacuna?
El tratamiento depende de la  gravedad; la mayoría de las veces es ambulatorio. Cuando el cuadro es más grave, requiere internación y no existe tratamiento antiviral específico.
Existe una vacuna contra el dengue que por el momento no está disponible en nuestro país, pero que ya ha sido aprobada en otros países como México, Brasil, Paraguay, El Salvador y Filipinas.                                                                                              

 

Dr. Pablo Bonvehí – Jefe de la Sección Infectología del CEMIC.

 

Noviembre 2016.